domingo, 17 de agosto de 2014

Ese momento en el que sabes que con una sola palabra puedes ahogarte en un mar de lágrimas